Saturday, April 12, 2014

Último Día de Apertura del último ícono del béisbol

 Por Sadiel Lebron

Durante mi carrera profesional como periodista especializado en deportes, he sido testigo de grandes acontecimientos y he estado en grandes eventos, Desde peleas de boxeo por campeonato mundial entre Saúl “Canelo” Alvarez y Floyd Mayweather Jr., hasta finales de la Copa Oro de la CONCACAF entre Estados Unidos y México, por solo mencionar algunos. Pero uno que me dejará grato recuerdo es el Día de Apertura 2014 de los Yankees de Nueva York.

Derek Jeter.
Este lunes, 7 de abril, marcó, tal vez, el último Día de Apertura de uno de los últimos íconos del béisbol de Grandes Ligas y en general y, por qué no, del ámbito deportivo. Fue la ultima ocasión que Derek Jeter, El Capitán, el héroe de millones en Nueva York y el área tri-estatal, fue presentado en el primer juego de temporada de los Yankees en su casa, en El Bronx.

Jeter anunció su retiro una vez concluida la temporada pasada y los Yankees se pusieron en marcaha para prepararle un gran homenaje este 7 de abril. Fue uno lindo y especial.

Cuando era “chamaquito” casi siempre veía por televisión los juegos de los Bombarderos de El Bronx, y si no podía entonces seguía sus actuaciones por los diarios de República Dominicana. Recuerdo cuando debutó Jeter el 29 de mayo de 1995, tras ser llamado cuando Tony “Cabeza” Fernández quedó fuera por lesión. También tengo fresco en mi memoria su primer Día de Apertura en 1996.

Por esos días sólo un puñado de periodistas y cronistas deportivos dominicanos se podían dar el lujo de ir a los campos de entrenamientos y a la apertura de campaña de Grandes Ligas. Siempre soné con estar allí. Ese momento se dio en 2004, seis meses depués de haber tomado la dolorosa pero sabia decisión de abandonar Santo Domingo y radicarme en “La Ciudad que nunca duerme”.

Ese año fue el primero  de mis 11 Días de Apertura de los Yankees de manera seguida, y Jeter siempre salió como el campocorto –aunque en 2013 estaba lesionado- y con el número 2 en su espalda. Este 2014, lo hizo una vez más pero por última vez. Tal vez..

Para tal magna jornada, los Yankees invitaron a tres leyendas del equipo, tres jugadores que surgieron al mismo tiempo en las fincas de la organización, y que debutaron prácticamente juntos: el gran relevista Mariano Rivera, el zurdo de oro Andy Petttitte y el gran receptor Jorge Posada.

Pettitte y Rivera realizaron el lanzamiento de honor, mientras que Jeter y Posada fueron los receptors. Dígame alguien ¿qué otro equipo puede darse tremendo lujo?

Todos, absolutamente todos los presentes, nos sentimos contentos y satisfechos de presenciar ese momento histórico, pero más lo estuvo Posada, quien define a Jeter como su hermano de batalla y de juego.
“Contento de estar aquí para su último Día de Apertura, y de que está saludable, de que se siente bien, obviamente en su mente sabe que este es su último año”, le dijo Posada a este servidor y a DominicanosHoy.com en exclusiva.

“Es difícil irse y que tú no te quieras ir. Es más fácil cuando tú sabes que es el final, y estoy muy contento de que el lo pudo haber dicho temprano para que toda la fanaticada de todo el béisbol le de lo que tengan que darle lo mejor de ellos para que el se pueda sentir como una persona que se lo merece”, agregó Posada, quien fue el primero de los “Grandes Cuatro” en retirarse definitivamente, en 2011. Rivera y Pettitte lo hicieron en 2013.

Es tanto así que Mariano confezó luego de la ceremonia que “predijo hace 20 primaveras que Jeter sería el ultimo de los cuatro en retirarse”. No se equivocó.

La gracia con que este pelotero ha jugador el juego, la dignidad y el orgullo con la que ha representado el legendario uniforme a rayas de los Yankees y el respeto que siente por sus colegas de oficio, dirigentes, coaches y, lo principal, el fanático, demuestra que estamos ante el ultimo ícono verdadero del deporte del bate y la pelota.

Sus números hablan por sí solos (.312 de bateo de por vida, 3,321 hits, 1,876 anotdas y 348 bases robadas), lo mismo que sus logros personales (Novato del Año, 1 Premio Roberto Clemente, 2 Premios Hank Aaron, 1 Premio de MVP de Serie Mundial, 5 Guantes de Oro y 5 Bates de Plata) y en equipo (cinco anillos de Serie Mundial en siete visitas al Clasico de Octubre).

Es por esto que para mí es un verdadero orgullo decir “estuve ahí”, en el ultimo Día de Apertura de Derek Jeter con los Yankees.


Friday, March 7, 2014

Ahora o nunca para Iván Nova

Por Sadiel Lebrón

Como dice el título de esta columna: “es ahora o nunca para Iván Nova”. El retiro del legendario zurdo y favorito del público Andy Pettitte le abrió un poco mas la brecha para quedarse definitivamente en la rotacion de los Yankees de Nueva York.

 Iván Nova.
El zurdo C.C. Sabathia, as indiscutido de la rotación, el japones Hiroki Kuroda y su compatriota y recién llegado Masahiro Tanaka son los inquilinos de los tres primeros puestos, respectivamente. Nova es el candidato natural para ser el cuarto en ese orden y tiene las herramientas para solidificar sus chances.

Pero no puede dar un paso en falso. Tiene mucha competencia para quedarse con uno de los restantes dos puestos restantes de la rotación de Nueva York.

Y es que el lanzador dominicano llegó a los campos de entrenamientos del equipo en St. Petersburgo, Tampa, con la unica y delicada misión de vencer a sus companeros Michael Pineda, David Phelps, Adam Warren y Vidal Nuno. Obviamente tiene una gran ventaja puesto que termino sólido en 2013 en 17 partidos desde finales de junio hasta finales de la temporada, donde  puso un sólida efectividad de 2.70 –líder de el equipo en la segunda mitad de la temporada-, reduciendo considerademente la cantidad de jonrones permitidos

 Nova (9-6, 3.10), permitió sólo ocho jonrones en 116 2/3 entradas (0.62 HR / 9 innings) en esas 17 salidas, todo lo contrario que en 2012, que permitió un promedio de 1.5 jonrones por cada nueve entradas  en 2012, sin lugar a dudas su temporada mas difícil de su joven.

Esto sin dudas es un paso de ventaja con respecto a los lanzadores antes mencionados. Pero ojo, no puede confiarse.

Phelps, que comanda cinco lanzamientos (bola rápida de cuatro costuras, bola rápida de dos costuras, bola cortante, curva y un cambio) impresionó en algunas ocasiones luego de ser movido de su rol de relevo. La temporada pasada tuvo marca de 6-5 y 4.98 de efectividad en 12 salidas antes de pasar a la lista de lesionados de 60 días el 6 de Julio de 2013.

Y en su primer chance en la presente pretemporada, Phelps ya dio señales de que la lucha será encarnizada. Inició flojo al permitir un largo jonrón al jardín derecho de dominicano Gregory Polanco en la primera entrada, y un doble sobre la cabeza Mason Williams en la segunda entrada, pero ningún otro daño. Ponchó a cuatro en dos entradas y un tercio, lanzando 20 de 30 lanzamientos para strikes.

Phelps luce más como el quinto abridor, dependiendo cómo les vaya a Pineda,Warren y Nuno.

Por su parte, Pineda, que no ha lanzado una pelota desde el montículo para los Yankees en un juego oficial desde su sonado cambio desde los Marineros de Seattle por el prospecto receptor venezolano Jesús Montero y su compatriota abridor Héctor Noesí debido a una lesión y posterior cirugía artroscópica en el hombro derecho.

El lanzador de 25 años y 6 pies y 5 pulgadas de estatura volvió esa peligrosa lesion y fuea activado el 8 de Julio pasado y enviado a Triple A con el equipo filial  Scranton/Wilkes-Barre Railriders. Tendrá mucho que demostrar y devolverles a los Yankees algo de la gran inversión que hicieron al obtenerlo

 Mientras que Warren y Nuno, en el par de salidas que han tenido con los Yankees han dejado un sabor agradable que ha obligado al gerente general Brian Cashman  y el dirigente Joe Girardi invitarlos a la competencia de los juegos de primavera.

Por lo tanto, Nova, que en cuatro temporadas tiene marca positiva de 38-20 y 4.04 de efectividad, solo tiene que concentrarse en demostrar que ya es lo suficientemente maduro como lanzador y dejarle saber a los Yankees que esa foja –que incluye dos temporadas de 16 y 12 triunfos en 2011 y 2012- no es casualidad. Ya dio un gran paso en la segunda mitad de 2013 al reducer considerablemente su promedio de efectividad y reducir la cantidad de jonrones permitidos.


Si logra mantener ese nivel, entonces él mismo será su competencia.

Thursday, February 13, 2014

Gran futuro para Gregory Polanco con los Piratas

Por Sadiel Lebrón

Los frutos finalmente dieron resultados para los Piratas de Pittsburgh en 2013. Luego de dos décadas fuera de los primeros planos, el equipo volvió a la postemporada y lo hizo con una camada de jugadores producidos por sus fincas.

Gregory Polanco.
Pocos equipos cuentan con un talento tan joven como Pittsburgh. Y pronto tendrá material de primera en la persona de Gregory Polanco, de 22 años, que se unirá muy pronto, si no se lesiona o pasa algo fuera de lo común, a Andrew McCutchen (27 años) y Starling Marte (25 años) en algún momento de 2014.

Muchos medios de comunicacion, desde los prestigiosos Baseball Prospectus y Baseball America, hasta los emergentes The Bleacher Report, han hablado sobre Polanco. Pore eso, y no es que Análisis Deportivo no ha tenido una idea sobre este muchacho dominicano, porque sí lo hemos mencionado varias veces en la edición radial  por Más 104.7 FM y www.masfm1047.net (lunes a viernes, de 7:00 pm a 8:00 pm), sino que son tantos los temas por abordar, que decidimos dar nuestra humilde opinión antes de que comiencen los campos de entrenamientos de primavera de las Grandes Ligas.

Polanco podría comenzar el año en Triple A antes de ser llamado a las filas de los Piratas , por ahí a mitad de temporada, por que el equipo tendría la flexibilidad de retrasar su proceso de arbitraje.  Además, él sólo ha jugado dos partidos en ese nivel, así que un poco más experiencia no estaría de más.

Pero eso no quiere decir que el novel pelotero quisqueyano no esté "ready". A pesar de la limitada experiencia en Triple A, Polanco es esencialmente un producto terminado. Es alto, con una estatura de 6 pies y 4 pulgadas, y a eso agréguele que su masa muscular ronda las 220 libras, sin perder gran parte de su velocidad de "plus- plus".

Actualmente está ranqueado en entre los primeros cinco prospectos más importantes de todo el circuito minoritario, randando entre el cuarto y quinto lugar de casi todas las revistas especializadas.

Su gran actuación en el béisbol invernal dominicano con los Leones del Escogido le ha ayudado a dar el siguiente paso, ya que en esa liga, la mejor sin dudas del área del Caribe, juegan jugadores establecidos en Grandes Ligas y los mejores prospectos  de las diferentes organizaciones.

Pero falta mucho por hacer. Todavía está aprendiendo a traducir su poder en bruto en el rendimiento del juego . Debe mejorar en su swing, lo cual puede conducir a altos totales de ponches y promedio de bateo más bajos,  pero tiene el reconocimiento y disciplina en el plato para sacar una gran cantidad de bases por bolas.

Con McCutchen en el jardín central, Polanco terminará jugando el jardín derecho en las Mayores. Tiene el alcance y velocidad para patrullar el jardín central, por lo que podría convertirse en un defensor de élite en el derecho.

Todo esto, claro, sucederá también si Travis Snider y José Tabata no pueden producir. Pero es tan bueno Gregory que los Piratas lo subirán.         

Es solo asunto de tiempo para que suceda.        


Tuesday, February 4, 2014

¿Valdrá la pena la inversión de los Yankees?

Por Sadiel Lebrón

No sucede muy a menudo, pero cuando lo hace, todo el deporte, desde San Diego a San Petersburgo, se siente los efectos. Después de perderse la postemporada en 2008 , los Yankees de Nueva York se comprometieron con una fuerte inversión de 423.3 millones de dólares en un grupo de jugadores encabazados por el lanzador zurdo CC Sabathia , el derecho AJ Burnett y el toletero Mark Teixeira y tres jugadores clave en la carrera del equipo a un campeonato 27 del año siguiente.

Carlos Beltran.
Pero las cosas no han ido como esperaban desde ese entonces, y en el mercado de invierno entre finales de 2013 e inicios de 2014 han tenido que recurrir a la misma estrategia tras quedar fuera de toda contienda por el Campeonato en la temporada pasada.

A pesar de una declaración pública para mantener su nómina por debajo de la marca de los 189 millones, Brian Cashman, gerente general del conjunto, ha escatimado en gastos en lo que va de temporada baja . Los fichajes del receptor estrella Brian McCann y los jardineros Jacoby Ellsbury y Carlos Beltrán, la del serpentinero japonés Masahiro Tanaka elevaron a 453 millones de los verdes el dinero gastado por el equipo neoyorquino.

Ahora llega la pregunta que todo el mundo se hace: ¿Cuáles serán los dividendos de esta cuantiosa inversión?

Masuhiro Tanaka.
No hace falta ser un genio del béisbol para saber que ninguna de las adquisiciones de agentes libres de los Yankees este invierno son una cosa segura. Los juegos jugados por Ellsbury en los últimos cuatro años dicen lo siguiente: 18, 158, 74, 134. McCann estara cumplendo 30 años durante la venidera temporada. Beltrán, por mas extraño que suene, podría ser la apuesta más segura del grupo, y que va a servir principalmente como bateador designado a sus 37 años de edad. Luego está, por supuesto, el mayor signo de interrogación de todos ellos en Tanaka . Esta estrella japonesa tuvo marca de 24-0 el año pasado, pero ¿cuánto de eso se traduce en el éxito contra bateadores de Grandes Ligas?

 Esa es la mayor de las interrogantes. No se sabe si Tanaka tendrá el mismo éxito que su compatriota Yu Darvish, de los Rangers de Texas. No se sabe si le ocurrirá lo mismo que a Daisuke Matsuzaka con los Medias Rojas de Boston, que invirtieron 100 millones y apenas consiguieron dos temporadas buenas de este pitcher – marca de 15-12 en 2007 y 18-3 en 2008- que ahora está buscando una oportunidad con los Mets de Nueva York, que lo firmaron a un contrato de liga menor.
Si la organización ganadora de 27 títulos de Serie Mundial le dio 155 millones de dólares a Tanaka ¿debieron darle el dinero que pedía el segunda base dominicano Robinson Canó para que permaneciera en El Bronx?

Pero con o sin Canó, los Yankees necesitaban hacer algo con urgencia, luego de que Boston ganó la corona de la Serie Mundial en 2013.

Los Yankees ganaron 85 partidos el año pasado, su total más bajo en una temporada acortada sin huelga desde 1992. Incluso parecía ser un poco de suerte para llegar a esa cifra. Para volver a la marca de 90 victorias, el que probablemente necesitan si van a volver a los playoffs , se necesitarán mayores contribuciones de los nuevos bombarderos .

¿Podrán los Beltrán, Ellsbury, McCan y Tanaka ayudar a lograr ese objetivo? ¿Son ellos las piezas que requerían para volver a ser campeones?  ¿La ausencia de Cano será un maldicion para ellos?
Para mí sí lo harán ¿Y usted que cree?


Sunday, January 5, 2014

El 2013 fue un año estelelar en béisbol

Por Sadiel Lebrón

 
El año 2013, el béisbol fue muy bueno e interesante. Se celebraron eventos de nivel mundial donde los latinoamericanos fueron parte vital del éxito. El telón se levantó con los triunfos en las series finales de las ligas del Caribe.

Finales en ligas invernales

En República Dominicana, los Leones del Escogido ligaron el bicampeonato venciendo barriendo 5-0 en la final a las Águilas Cibaeñas; en México, los Yaquis de Obregón, dirigidos por el dominicano Eddy Díaz, quien previamente fuera despedido por los Toros del Este dominicanos, llevó por tercera vez consecutiva a ese equipo a ganar el campeonato de la Liga del Pacífico; mientras que en Venezuela, los Navegantes del Magallanes impusieron su poder para vencer a los Cardenales del Lara; en Puerto Rico, los Criollos de Caguas se vieron las caras por décima vez en una final ante los Indios de Mayaguez e impusieron su casta.

Serie del Caribe Mexicana

El equipo mexicano se llevó el título del Caribe
Todos esos campeones luego se vieron las caras en la Serie del Caribe, en Hermosillo , México, donde el representativo local, los Yaquis de Obregón, se impusieron en el Clásico y su nuevo formato ante los poderosos Leones del Escogido de República Dominicana en el juego final. El conjunto quisqueyano, dos veces campeón en el circuito de su país y en ese entonces defensor del cetro, arrasó en la primera vuelta con marca de 5-1, marca que de haberse jugado con el formato anterior le hubiera bastado para ganar otra corona caribeña.

Pero un error infantil en el prado izquierdo del refuerzo Yordany Valdespín, permitió a los Yaquis anotar una segunda carrera y la de irse al frente en quinta entrada. El Escogido ganaba 1-0, y llegó a empatar el encuentro 2-2 en la novena entrada con un bestial cuadrangular del también refuerzo Ricardo Nanita. El relevo mexicano se hizo cargo de la situación y en la décimo octava entrada anotaron la del triunfo 4-3 y la corona.

Clásico Mundial y el ‘Dominican Power’
Esa fue la antesala de un ano grandioso en el beisbol ya que en marzo se vino el tercer Clásico Mundial de Béisbol, donde República Dominicana recuperó el orgullo y sacó su casta de potencia global en este deporte.

El equipo dominicano celebra el triunfo en el Clásico Mundial.
Dirigidos por el legendario Tony Peña, asistente del dirigente de los Yankees, Joe Girardi, la seleccion quisqueyana estuvo compuesta por un grupo de peloteros encabezado por Robinson Canó, Hanley Ramirez, Jose Reyes, y un relevo de ensueño con Fernando Rodney, Octavio Dotel, entre otros, que no dio tregua alguna a sus oponentes, incluyendo al mismísimo Estados Unidos, y ganó el certamen de manera invicta con un contundente triunfo en la final ante su máximo rival, Puerto Rico.

Canó hizo de todo con el bate. Avasallo a los lanzadores contrarios con su poder y se erigió como la figura del torneo y de su país para llevarse el honor de Jugador Más Valioso.

Ahí mismo surgió la leyenda del Plátano Power, como fue denominado al escuadrón dominicano, mote disfrutado por todo aquel ciudadano u oriundo de la tierra de Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez, Ramón Matías Mella y el General Gregorio Luperón.

Grandes Ligas y la novela A-Rod
 
Tras un mes de marzo lleno de patriotismo, toda la emoción se trasladó a territorio estadounidense para el inicio de la temporada de Grandes Ligas, donde se vivieron varios episodios que marcaron la campaña 2013 del máximo circuito de pelota.

La serie regular de las mayores tuvo varios momentos claves, pero lo más notorio fue la lucha encarnizada en la División Este de la Liga Americana, donde cuatro equipos, Yankees de Nueva York, Medias Rojas de Boston, y Rays de Tampa Bay y Orioles de Baltimore, lucharon de tú a tú de principio a fin. Incluso, los tres primeros conjuntos se alternaron el primer puesto durante lap primera mitad. Pero los Yankees fueron los que más sorprendieron puesto que jugaron gran parte de los partidos con muchas bajas por lesión de la mayoría de sus principales figuras.
Además, los Yankees se vieron afectados por el caso de esteroides de la clinica antienvejecimiento Biogénesis, en Florida, en el que A-Rod fue el implicado principal, ademas de su compañero, el receptor venezolano Francisco Cervelli – suspendido por 50 juegos-; Ryan Braun (Cerveceros de Milwaukee), -suspendido por 60 partidos-, el quisqueyano Jhonny Peralta (Tigres de Detroit) -suspendido por 50 juegos-, y sus compatriotas Bartolo Colón y Melky Cabrera

Sin Derek Jeter, Mark Teixeira y Alex Rodriguez, Canó se hizo cargo de la ofensiva de los Yankees, convirtiéndose en su máxima figura y ampliando su valor en la agencia libre, que llegaría uno meses después con muchos millones de dolares para su ya gorda cuenta bancaria.


Canó mantuvo vivo al equipo de El Bronx hasta la semana final de la temporada regular, pero no pudo impedir que al final los Yankees se quedaran fuera y vieran como los Medias Rojas de Boston dominaron en la postemporada.

Big Papi y la Postemporada
 
Precisamente esta temporada fue una de las más emocionantes de los últimos anos, donde el equipo patirrojo fue el actor principal dejando en el camino en una serie de alto voltaje a los Rays de Tampa Bay, que se colaron tras vencer en un juego de desempate a los Rancheros de Texas, en el juego de wild card a los Indios de Cleveland, respectivamente.

David "Big Papi" Ortiz.
Al ritmo del toletero dominicano David "Big Papi" Ortiz, Boston destrozó al favorito, los Tigres de Detroit, y avanzó a su tercera Serie Mundial en los últimos 10 años. Allí los esperaban los Cardenales de San Luis, quienes tuvieron que batallar con los poderosos Dodgers de Los Angeles en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional para poder jugar su cuarto Clásico de Octubre en los últimos diez años.

Big Papi, como en postemporadas anteriores, no dejó dudas el por qué es uno de los mejores de la historia en estas instancias. El bateador designado patirrojo, tuvo una de las mejores postemporadas de la historia, especialmente en la Serie Mundial, en la que bateó para promedio de .688 producto de 11 hits en 16 turnos, incluyendo dos jonrones, con 6 remolcadas, 7 aotadas y 8 bases por bolas. Además, ligó un porcentaje de embase de .760, Slugging de 1.1.88, y OPS de 1.948.

Sencillamente fue el catalizador,el motor ofensivo, para que Boston venciera a los Cardenales en seis juegos y levantara el trofeo de campeón.

La agencia libre y la novela Robinson Canó

Robinson Canó.
Luego de la euforia y la celebración de los Medias Rojas de Boston, llegó la agencia libre en la que Canó, otra vez, fue el actor principal. El segunda base dominicano de 31 años no llegó a un acuerdo previo con los Yankees, por lo que su nuevo agente, el magnate de la música Hip Hop y de la moda urbana Jay-Z y su nueva compañía deportiva Roc Nation, se lanzaron a pescar un contrato jugoso y al mejor postor, cosa que lograron con creces.

El precio inicial por tener los servicios de Canó fue la insólita cifra de 310 millones de dólares por 10 temporadas, a la cual los Yankees se negaron rotundamente. Mientras eso sucedía, los Yankees aseguraron los servicios del receptor estrella Brian McCann por 85 millones, el jardinero Jacoby Elsbury por la alta suma de 153 millones por siete temporadas; luego al segunda base Kelly Johnson por una temporada y 3 millones.

Viendo esto y tras una ronda de reuniones, los representantes del jugador bajaron a 260 millones y luego a 240 millones, pero el conjunto neoyorquino estaba reacio a pagar ese precio. El gerente general Brian Cashman ofreció 170 millones por espacio de siete años como contraoferta, la cual fue desechada de plano por el pelotero y su equipo.

Finalmente, Canó se llevó su carisma y talento ofensivo y defensivo hacia la costa noroeste de Estados Unidos para jugar con los Marineros de Seattle por las próximas 10 campañas a un precio de 240 millones de los verdes. Esa organización, desesperada por hacer bulla en la ahora competitiva División Oeste del joven circuito y atraer más fanáticos a su estadio, fue el más interesado de firmarlo después de los mismo Yankees.

Nueva York respondió con otra gran firma y como fresa al pastel, contratando por 45 millones de dólares y tres años al toletero boricua Carlos Beltrán.

En resumida cuenta, Canó consiguió lo que buscaba pero salió del equipo más glamoroso y poderoso de todos los deportes en la nación norteamericana y uno de los más grandes a nivel global para jugar en un mercado más pequeño y con un equipo con dudosa potencia para tan siquiera avanzar a la postemporada.

Así concluyó el año beisbolero, el cual será recordado por muchos en años por venir.


 

Thursday, December 19, 2013

El Escogido y su nueva dinastía

Por Sadiel Lebrón

El béisbol invernal dominicano ha visto renacer a una de sus más emblemáticas franquicias: los Leones del Escogido. En los últimos cinco años, incluyendo esta campaña 2013-2014, el equipo con base en la capital a dominado el circuito beisbolero de invierno tanto a nivel local como a nivel internacional, lo que ha despertado de nuevo la pasión en su fanaticada y la “envidia” de las restante cinco franquicias.

El Escogido, sin muchas atenuantes, han sido el equipo de moda en Dominicana, habiendo ganado tres coronas nacionales y dos del Caribe -con otra final incluída, en las últimas cuatro temporadas y clasificandose cinco veces de manera consecutivas a la serie semifinal, mejor conocida como Round Robin.

El éxito obtenido por este equipo tiene  nombres y apellidos: la familia Bonetti, nuevos dueños, y Moisés Alou, el gerente general.

El conjunto escarlata tuvo que ver durante 18 años y bajo las sombras, cómo sus acérrimos rivales, los Tigres del Licey, y las Águilas Cibaeñas se bañaban en champaña celebrando los títulos nacionales e internacionales. Durante ese lapso de tiempo oscuro los melenudos se perdieron varias veces la clasificación, incluso hasta quedando en último puesto, cambio de dueños y todo lo demás. Más doloroso fue llegar par de veces a la final y perder de manera dramática ante el Licey (1998-1999) de forma humillante ante el equipo cibaeño
.
Pero todo cambió en 2009, cuando los Bonetti, encabezados por José Miguel Bonetti Hijo y Roberto Bonetti, dueños del Grupo SID, realizaron la compra de la organización al Dr. Julio Hazin, quien previamente había fracasado con los ahora Gigantes del Cibao. En la era Hazin, el Escogido se sumergió en un letargo deportivo solo comparable a la sucedida en la década del 70, en la que no ganaron ningún título.

Pero con el advenimiento de esta prestigiosa familia las cosas han cambiado. Lo primero que hicieron fue nombrar como gerente general a Moisés Alou,  un miembro de una de las familias beisboleras más prestigiosas del mundo, íntimamente e  históricamente ligadas al Escogido como son los Rojas Alou, encabezada por Felipe, Mateo y Jesús.

Moisés, hijo de Felipe y ex estelar en las Grandes Ligas estadounidense, llegó con ideas frescas y revolucionarias, contando siempre con el apoyo financiero de los nuevos propietarios. Los resultados no se dejaron esperar y los Leones se ciñeron el primero de varios “City Champs” o Campeonato de la Ciudad ante el Licey, para luego ganar la serie regular y  arrollar en el Round Robin, llegar a la final y vencer apretadamente a los Gigantes, y luego conquistar  la Serie del Caribe.

El gerente general reclutó un núcleo de jugadores jóvenes y veteranos, y contrató al veterano Ken Oberkefell para dirigir el nuevo barco. peloteros como Carlos Santana, Fernando Martínez, los veteranos Fernando Tatis, Julio Lugo y Wilkin Castillo, y los lanzadores Edward Valdez, Fernando Rodney y Octavio Dotel, han sido parte vital de las escuadras tricampeona.

Alou eliminó las guerrillas internas y la charlatanería de algunos peloteros que creyéndose superestrellas alteraban el funcionamiento del equipo. Desde entonces y hasta ahora todo es diferente y la mística ha vuelto.

“Se siente bien. Para mí el equipo es el staff que tiene”, dijo el ahora antesalista Carlos Santana en una reciente entrevista para el programa radial Análisis Deportivo sobre lo que se vive en el Escogido. “Yo recuerdo el año pasado que casi estábamos fuera de béisbol -eliminados- y Audo Vicente y el staff removieron a lo interno del equipo haciendo cambios de jugadores, nosotros los jugadores nos pusimos en conjunto para ganar, y ganamos”, añadió el jugador de los Indios de Cleveland en las mayores.

Fue el inicio una nueva dinastía, que apenas se vio salpicada en la campaña siguiente -aunque ganaron otra vez el City Champ y llegaron a postemporada- por la obtención de la corona por parte de los Toros del Este. Pero el dominio siguió en las temporadas 2011-2012,  y 2012-2013, en las cuales vencieron en ambas serie finales a las Águilas. Incluso en el último título obtenido se dieron el lujo de barrer en cinco partidos al tradicional equipo de Santiago. También obtuvieron un segunda corona del Caribe, la cuarta de su historia, y llegaron a disputar la final de la última versión

En la actual campaña, cuya serie regular está a punto de concluir, los Leones del Escogido siguen confirmando su supremacía al ser el primero en ligar su clasificación al “todos contra todos” y por estar a las puertas de conquistar otra vez el primer lugar.

Este es el tiempo rojo, el tiempo de los Leones del Escogido, equipo de tradición y de dinastías.

Friday, December 6, 2013

Los Yankees mejoran con o sin Canó

Sadiel Lebrón

Primero  fue el receptor Brian Mcann, luego el jardinero Jacoby Ellsbury, y ahora el segunda base Kelly Johnson. Quinén sabe si también Shin-Soo Choo. Lo cierto es que todos los caminos conducen a que los seguidores de los Yankees de Nueva York disfrutaron por última vez de Robinson Cano con el uniforme rayado del conjunto de El Bronx el pasado 30 de septiembre.

Robinson Canó.
Las últimas tres contrataciones de los Yankees Mandan una clara señal de que el divorcio en entre el espectacular segunda base dominicano y la organización está a punto de consumarse, salvo un giro inesperado entre ambas partes en el aspecto económico.

Los representantes de Canó, de 31 primaveras,  pusieron la incredible cifra de 300 millones de dólares por diez años para que él permanezca en Nueva York, y luego la a  260 millones por ocho temporadas, mientras que los Yankees ofrecen 160 millones por 7 años.

Todavía bajando sus pretensiones a, digamos, 200 millones de los verdes, por ocho temporadas, ese es el tipo de contratos que los Yankees le dieron a Alex Rodríguez. Y seamos honestos, nadie a parte de A-Rod piensa que ese fue un buen acuerdo, mismo al que le faltan todavía de los diez por lo que firmó el tercera base dominicano.

“Sinceramente queríamos tenerlo y nos gustaría contar con él. Pero él está en una posición en la que tendrá las oportunidades y opciones”, le dijo el gerente general, Brian Cashamn, al diario New York Post sobre la actual situación de la negociación.

Por eso, tras fallidas reuniones con los agentes de Canó, los Steinbrenner y el gerente general Brian Cashman comenzaron a reclutar a jugadores en la agencia libre.

McCann fue contratado por cinco años y 85 millones, Ellsbury, quien viene de ganar la Serie Mundial con los archirrivales Medias Rojas de Boston, llegó a un acuerdo de siete temporadas y 153 millones,y Kelly lo hizo por la módica suma de 3 millones por una campaña. Si sumamos todas esas cantidades da un total de 244 millones dólares, 16 millones menos por tres jugadores, bateadores zurdos y capaces de producer, si están sanos toda la temporada, por lo menos entre 48 a 50 jonrones, 22 o 23 jonrones más de lo que puede aportar Canó.

Además, Ellsbury les trae a los Yankees más velocidad en las bases, más promedio de embase de por vida que el dominicano. El jardinero central se estafó 52 bases comparado con las 7 almohadillas hurtadas del intermedista caribeño.

Y no es que Ellsbury, McCann o Kelly sean mejor que Canó; no. Simplemente que para los Yankees los tres le costaría más barato que Canó en términos de económicos para la próxima temporada y las demás por venir.

Los ejecutivos de Nueva York no quieren sobrepasar el tope de 189 millones en concepto de impuesto de lujo, el cual incluye alrededor de 177 millones por los salarios de su roster de 40 jugadores y casi 12 millones en beneficios.

Esas adquisiciones dejaría la nómina de los Yankees en 138 millones de dólares para 10 jugadores.
Lo cierto es que Canó perdería la oportunidad única de convertirse en el líder y figura absoluta la franquicia más laureada del deporte nacional de Estados Unidos, der ser un icono como lo han sido Babe Ruth, Lou Gehrig, Mickey Manttle, Don Mattingly y Derek Jeter. También de algún día, si sigue poniendo numeritos para un segunda base como lo ha hecho, llegar al Salón de la Fama de Cooperstown con el legendario uniforme yanquista.